3

Antisemitismo

El problema del antisemitismo es que es imposible comprenderlo solo desde una perspectiva natural, no tiene sentido en absoluto. Por lo tanto para  poder comprenderlo es imprescindible verlo desde la perspectiva espiritual, y solo las Sagradas Escrituras nos pueden enseñar porqué y de dónde procede este odio patológico y enfermizo contra la descendencia de Sem hijo de Noé, Génesis 6:10.

  • En primer lugar ¿de dónde procede el odio?
    La Biblia nos muestra que el origen del odio contra los judíos, procede del diablo. Cristo lo llama “el padre de mentira” Juan 8:44, y sus andanzas son: robar, matar y destruir, Juan 10:10. El Apóstol Pablo lo llama “el dios de este siglo”, que ciega la mente de los incrédulos, como leemos en 2° Corintios 4:4. Este siniestro ser espiritual que no vemos, pero si sus obras, es el que odia a Dios, a los hombres, y especialmente a los judíos y a los verdaderos cristianos.
  • En segundo lugar ¿porqué  especialmente a los judíos?
    Porque los judíos tienen por encima de toda descendencia o nación, unas promesas dadas por Dios. Estas son  únicas e inigualables en toda la historia de la humanidad, como la promesa de que nacería el Salvador, el Señor Jesucristo, el cual es judío. Todo antisemita es un anticristo, que dándose cuenta o no, prefiere apegarse a satanás. Por si esto fuera poco, la descendencia de Abraham tiene promesa de ser, en el futuro, la nación que dominará por encima de todas, con su Rey de reyes y Señor de señores en el trono, en Jerusalén.

Ante estas realidades y promesas dadas por Dios, y teniendo en cuenta que Cristo, el judío, derrotó al diablo en la Cruz, y en su Segunda venida, Cristo por medio de su ángel lo encerrará en una prisión de oscuridad; ante este porvenir no nos puede extrañar que este siniestro ángel caído, instigue a los mandatarios ciegos, y a sus seguidores en la tierra a odiar y a perseguir a los judíos.

Podemos ver el problema del antisemitismo a través de la historia bíblica y la historia secular, como por ejemplo:
-El decreto del faraón echando a los varones al Nilo.
-Los filisteos
-Los asirios
-Los babilonios
-Los griegos
-Los romanos
-El decreto de Herodes para asesinar a todos los niños menores de dos años, en un intento de impedir el nacimiento del Mesías judío.

De igual manera un poco más tarde vemos el problema del antisemitismo en:
-Los reyes católicos con la expulsión de los judíos, de Sefarad (España).
-Los árabes (todos).
-Los alemanes nazis.
-Irán (especialmente).
-La Unión Soviética.
-Todas las izquierdas.
-La ONU.
-Las religiones, etc.

Y me faltaría espacio para repasar todos los males históricos antiguos y modernos que se les han infringido a los judíos de forma incomprensible, sin la perspectiva espiritual bíblica. Pero los enemigos de Israel y todos los que se ponen en contra, no han aprendido nada de la historia. Porque a pesar de todos los intentos de destrucción del pueblo de Israel, no solo han fracasado, sino que han sucumbido ellos mismos y han desaparecido. Por el contrario, Israel sigue en pie volviendo a ser una nación, después de más de dos mil años dando cumplimiento a muchas profecías de los voceros antiguos de Dios.

Para finalizar termino diciendo, porque me faltaría tinta y papel, que al igual que sucumbieron todos los anteriores enemigos de Israel, también caerán los enemigos que hay hoy; no lo dudes.

»Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo»

Zacarías 2:8

Comparte en las redes sociales

Comments(3)

  1. Manuel Nogalesdice

    Gracias a Dios por esta web

  2. Luis Martínezdice

    Buenísimo es la verdad, nuestros gobiernos nos tratan como exclavos, y nos someten a sus religiones

  3. Luisdice

    Totalmente de acuerdo, muy bueno

Los comentarios están cerrados para este artículo.