La Gracia de Dios

Una doctrina Bíblica elemental, que pocos comprenden, y menos aceptan, es la doctrina de la gracia. Esta doctrina es muy «simple»: la gracia es un regalo de Dios.

A nadie se le ocurre intentar pagarle a alguien un regalo, sería una ofensa. La gracia es un regalo que Dios nos da sin merecerlo. La gracia no se compra, no tenemos con que pagar. Una enorme multitud de personas piensan que con un «buen» comportamiento obtendrán la aprobación de Dios. Así lo enseña la iglesia católica, creadora de grandes mentiras.
La gracia de Dios consiste en: no darnos lo que merecemos, “condenación”,  y darnos lo que no merecemos «Perdón”.
Textos:
Efesios 2:5 «aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo por gracia sois salvos»
Efesios 2:8 «Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios»
Romanos 3:24 «siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús»
Romanos 11:6 «Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra»
En resumen: una doctrina tan maravillosa como es esta, el catolicismo la ha pervertido engañando a la gente, les ha creado una falsa esperanza de salvación haciéndoles creer que con un «buen» comportamiento comprarán la aprobación de Dios en el día del juicio.
Cristo dice: «Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios» Mateo 22:29

Comparte en las redes sociales

Los comentarios están cerrados.