Admirando la grandeza de su gloria

Las dimensiones del universo, las estrellas, galaxias y toda la maravillosa creación de Dios nos dan una idea de la grandeza de Dios. Ante tanta inmensidad, solo podemos arrodillarnos delante de su presencia y adorarlo como el gran Dios y creador de todo.

Comparte en las redes sociales

Publicar un comentario